Alimentación de la chinchilla

Si tienes una chinchilla o estás pensando en tener una, este post te interesa.

Las chinchillas son animales estrictamente herbívoros y para que su dieta sea completa y equilibrada debemos aportarles tres componentes básicos: heno, pienso, verdura y fruta.

chinchilla

HENO:

El heno debe ser la base de su dieta, representando un 75% de la ración.

Es un componente fundamental porque facilita el desgaste de la dentadura y aporta fibra. Por ello, las chinchillas deben siempre tener heno a su disposición.

El heno puede ser heno de pasto o heno de alfalfa. Diariamente debe tomar heno de pasto, sin embargo, el de alfalfa se debe racionar y no dárselo con demasiada frecuencia, ya que contiene mucho calcio, y un exceso podría causar cálculos urinarios.

Debemos intentar que el heno que compremos sea lo más fresco posible, es decir que tenga un color verde y buen olor. El heno viejo es amarillo y con olor a paja.

 

 

PIENSO:

Otra parte de su ración diaria debe ser pienso específico para chinchillas y en su defecto, pienso para conejos.

Estos piensos están compuestos por productos vegetales (alfalfa, verduras, cereales, etc.) y en función de la composición serán de mejor o peor calidad.

Es importante que adquiramos un pienso con un alto contenido en fibra (16-20%), ya que las chinchillas están adaptadas a ingerir plantas fibrosas.

El pienso debería representar alrededor del 15 % de la ración.

alimentación chinchilla cunipicheno

VERDURAS Y FRUTAS:

Por último, debemos aportar una pequeña cantidad de verdura fresca y frutas. Son una importante fuente de vitaminas y son un ingrediente muy apetecible para las chinchillas.

Las verduras se deben dar a diario, constituyendo aproximadamente un 5% de su ración. Debemos ofrecérselas crudas, lavadas y secas.

La fruta no se debe de dar con demasiada frecuencia (máximo 2 veces a la semana), ya que contienen azúcar y pueden provocar obesidad.

Este blog es informativo, en ningún momento sirve como diagnóstico de enfermedad ni como herramienta para medicación de animales que obvien la obligada intervención de un veterinario o un farmacéutico.
Deja un comentario

* Campos Requeridos