Alimentación del petauro

Para que un petauro esté bien alimentado cuando lo tenemos en cautividad como mascota, debemos proporcionarle una dieta lo más parecida a la que tienen en libertad.

Los petauros son animales omnívoros, es decir, que necesitan alimentos de origen animal y vegetal en su dieta.

Alimentacion del Petauro

En la naturaleza se alimentan de néctar, frutos, savia y también capturan insectos y pequeños vertebrados tales como lagartijas.

En cautividad, es difícil ofrecerle este tipo de dieta, sin embargo, podemos conseguir una dieta completa a través de una serie de alimentos que podemos conseguir fácilmente.

La dieta de un petauro debe ser rica en hidratos de carbono, que incorpore proteína de origen animal y bajos niveles de grasa.

Las frutas frescas son la mejor fuente de hidratos de carbono y vitaminas para los petauros. Entre otras, le podemos dar manzana, pera, melón, plátano, melocotón, ciruelas, etc. Las frutas ácidas como el kiwi o los cítricos se deben dar con moderación.

También pueden comer vegetales frescos como zanahoria, pepino, calabacín, cereales, maíz, etc.

Lo mejor es ofrecerles distintos tipos de frutas para que tengan una dieta variada.

Otros alimentos ricos en grasas como las nueces, las pipas de girasol o las avellanas, se deben dar con moderación.

A los petauros les encantan los alimentos dulces, pero nunca se les debe dar azúcar puro, ni dulces.

Regularmente se les da papilla de frutas y cereales para bebés, pero preparada con agua caliente, nunca con leche, porque no digieren bien la lactosa. A esta papilla podemos añadirle una pequeña cantidad de miel.

Para aportarles proteína de origen animal podemos añadir a su dieta huevo cocido u ofrecerle insectos vivos como gusanos de la harina, grillos, o langostas, adquiridas en tiendas de animales. Nunca debemos darles insectos capturados del campo, ya que pueden transmitirle parásitos o estar contaminados con pesticidas.

Con una dieta variada, conseguiremos aportarle los niveles de vitaminas y minerales apropiados, pero si en alguna época no puedes proporcionarles una buena variedad de frutas frescas, deberás añadir a su alimentación un suplemento vitamínico para roedores.

A modo de orientación, un petauro necesitaría diariamente 1-2 cucharaditas de papilla para bebés en polvo mezclada con agua, a la que añadimos unos 5-10 gramos de fruta fresca variada; varias veces a la semana se les debe dar uno o dos gusanos de harina u otros insectos.

Es difícil establecer unas cantidades específicas de alimento, así que lo que podemos hacer es si por la mañana ha consumido completamente su comida, a la noche siguiente le ponemos un poco más. Y vamos haciendo esto hasta que deje un poco, y así sabremos la cantidad de alimento que debemos prepararle.

 

Este blog es informativo. En ningún momento sirve como diagnóstico de enfermedad ni como herramienta para medicación de animales que obvien la obligada intervención de un veterinario o un farmacéutico.

Deja un comentario

* Campos Requeridos