Cómo curar pequeñas heridas en casa

Es habitual que los perros durante los paseos puedan hacerse heridas o cortes, por lo que debemos saber cómo actuar ante estas lesiones.

curar-heridas-de-perros

Si se trata de una herida o corte profundo que sangra de forma importante, debemos mantener la calma y ejercer presión sobre la herida con un paño o gasas limpias, para intentar detener el sangrado y acudir lo antes posible a un veterinario para que valore la necesidad de dar o no puntos de sutura.

Si la herida no es grave y se trata de una lesión superficial podemos realizar las curas en casa siguiendo los siguientes pasos:
  • Lo primero que debemos pensar es que al perro le debe doler la herida y si se la vamos a manipular, aunque sea un perro dócil, puede que reaccione intentando mordernos, por lo que debemos colocarle un bozal antes de empezar a curarle.

 

  • El pelo es fuente de contaminación por lo que se recomiendo recortar o rasurar el pelo de alrededor de la herida.

 

  • Antes de aplicar cualquier desinfectante debemos limpiar la herida con suero fisiológico o agua con un poco de jabón para retirar los restos de sangre seca, pelos, arena, etc. ya que esta suciedad podría infectar la herida. Para la limpieza debemos emplear gasas, ya que el algodón suele dejar restos de fibras en la herida.

 

  • Una vez la herida esté limpia la secamos con gasas limpias.

heridas-perros

  • Posteriormente aplicamos algún desinfectante que no sea perjudicial para el perro como puede ser la clorhexidina o el betadine rebajado con agua.

 

  • En algunos casos puede estar indicada la aplicación de alguna pomada antiséptica-cicatrizante como puede ser la blastoestimulina.

Estos pasos deberían repetirse una o dos veces al día hasta que la herida termine de cicatrizar.

Es muy importante evitar que el perro se lama la zona, para ello si es necesario se pueden emplear collares isabelinos. Podría también vendarse la zona afectada en el caso de que el collar isabelino le causara mucho estrés al animal, pero es preferible dejar las heridas al aire para que cicatricen antes. Una excepción serían las heridas en las almohadillas, las cuales se deben vendar para evitar que empeoren o se infecten al entrar en contacto con el suelo.

 

Si a pesar de realizar las curas siguiendo estos pasos la herida presentar pus o estuviera inflamada, deberías acudir con tu perro al veterinario lo antes posible.

 

Protector AlmohadillasBotas Protec. Walker, NeoprenoAdo Film Crema 60graluspray
Este blog es informativo, en ningún momento sirve como diagnóstico de enfermedad ni como herramienta para medicación de animales que obvien la obligada intervención de un veterinario o un farmacéutico.
Deja un comentario

* Campos Requeridos