Cómo entender a los hurones.

 

Hoy dedicamos el blog al hurón, ese pequeño mamífero que se ha convertido en el rey de la casa en muchos hogares. Aprenderemos algunas claves para entender su comportamiento.

10 claves de comportamiento de un hurón que debes conocer.

  1. Tienen una mala visión espacial:

Los hurones tan solo pueden ver una distancia de unos 2 metros por delante de ellos. Además tienen una mala percepción de la profundidad por lo que es importante no dejarles solos en lugares altos de los que se puedan caer.

  1. Se les eriza el pelo de la cola:

Esto significa que tiene miedo y está asustado. En estos casos hay que manejarlo con cautela porque puede morder como mecanismo de defensa.

  1. Tirita:

La temperatura corporal de un hurón ronda los 39°C. Al igual que nos ocurre a nosotros como mamíferos, tienen un mecanismo diseñado para elevar la temperatura si esta disminuye por debajo de la habitual. Suele ocurrir por la noche o en el invierno.

  1. Marcaje:

Es una práctica muy habitual ya que es instintiva por ejemplo cuando llega a un nuevo territorio o cuando hay otros animales. El marcaje se realiza rozando su cuerpo con los objetos o con pis o heces.

  1. Se tumba en el suelo boca abajo:

Es una postura muy cómica y que habitualmente llamamos “estar espatarrado”, pero tiene un motivo, que nuevamente es regular la temperatura corporal. Pero en este caso lo que se pretende es bajarla, por lo que cuando sienten calor se “espatarran” sobre una superficie fresquita.

  1. Dockeo o cacareo:

Es un sonido muy característico de un hurón. Lo emite cuando está contento, jugando o brincando. Es signo de que está feliz.

  1. Le gusta robar calcetines:

Es muy típico que cuando menos te lo esperes decida registrar el cesto de la ropa sucio para robar alguna prenda, ya que son amantes de los olores fuertes.

  1. Juegan a esconder pequeños objetos:

Por instinto esconden pequeños objetos, por lo que algunas veces puede sorprendernos donde acaban los bolígrafos, las llaves, las pulseras,…es un pequeño ladrón.

  1. Se mordisquea:

Siempre y cuando sea una práctica esporádica no supone ningún problema. Simplemente es la forma que tiene de acicalarse o rascarse.

Si por el contrario se vuelve excesivo deberías acudir al veterinario para descartar algún posible problema en la piel que le produzca picor.

  1. Bostezo:

Al igual que nosotros, los hurones bostezan cuando están cansados o aburridos. Pero resulta curioso que cuando cogemos a un hurón por el pliegue de la parte posterior del cuello se produce un estímulo nervioso que le provoca irremediablemente el bostezo.

Esperamos que hoy hayas descubierto más sobre este pequeño animal, si quieres conocer aún más no dudes en visitar cualquiera de nuestras tiendas PETuluku, ¡te esperamos! 

Y si ya tienes uno como mascota en PETuluku encontrarás todo lo necesario para hacerle feliz. ¡Nos vemos en PETuluku!

Deja un comentario

* Campos Requeridos