Complementación con calcio, ¿es necesaria?

El calcio es un nutriente esencial para un correcto desarrollo y una correcta salud ósea. Pero, ¿es necesaria la complementación?

¿Qué es el calcio?

Nutricionalmente se trata de un macromineral ya que, de los minerales que necesita el organismo animal, se encuentra dentro de los que son necesarios en cantidades más grandes.

Por un lado, es el componente fundamental de los huesos. Y por otro, interviene en distintas funciones como contracción muscular, actividad enzimática, impulso nervioso, coagulación sanguínea, función cardiaca o permeabilidad de las membranas.

Su metabolismo está relacionado con el del fósforo, por lo que debemos encontrar un adecuado equilibrio entre ambos en la alimentación.

El calcio a lo largo de la vida

Durante el periodo de crecimiento el equilibrio entre calcio y fósforo es fundamental. Una adecuada alimentación del cachorro es fundamental para un correcto desarrollo en general y más concretamente, el óseo.

Los cachorros necesitan unas cantidades mayores que durante otros periodos de vida. Esto se debe a que es necesario para mineralizar el cartílago recién formado. La cantidad va a depender de la edad del cachorro y la velocidad de crecimiento. Los perros de razas grandes van a necesitar mayor cantidad de calcio por kilo de peso que los de razas pequeñas o medianas. Por ello, es recomendable dar alimentaciones específicas para ciertos rangos de peso (mini, médium, maxi…).

Cuando son adultos, puede ocurrir que el equilibrio calcio/fósforo se vea afectado por una mala alimentación o por enfermedades que pueden causar hipocalcemia. Esto puede provocar que los huesos sean más propensos a sufrir fracturas o dañarse.

En el caso de perras gestantes y lactantes tienen unos requerimientos nutricionales especiales por lo que es fundamental la alimentación durante este periodo (piensos específicos para perras gestantes y lactantes).

¿Es necesaria la complementación?

Como hemos estado comentando a lo largo de todo el artículo, es fundamental un correcto aporte de calcio/fósforo. Por tanto, tanto el déficit como el exceso en la dieta pueden ser perjudiciales para la salud de nuestras mascotas.

En cachorros un déficit puede provocar problemas en el correcto desarrollo del mismo. Por el contrario, un aporte excesivo puede provocar hipercalcitonemia, que da lugar a malformaciones.

En general, un exceso de calcio puede dar lugar a problemas de calcificación de tejidos blandos, siendo el más afectado el riñón.

Durante la gestación y la lactancia puede alterar la calcemia. Dando lugar a la inhibición de la acción de la hormona paratiroidea y podría dar lugar a eclampsia (convulsiones seguidas de estado de coma).

Como podemos comprobar, un aporte desequilibrado de calcio, tanto por exceso como por déficit, puede provocar problemas de salud en nuestras mascotas. Por tanto, antes de aportar calcio en forma de suplemento debemos consultar a nuestro veterinario de confianza para que lo supervise.

Calcio Vitamina D3

Es un complemento alimenticio para perros y gatos. Indicado para ciertos periodos o carencias.

Indicaciones:

- Regeneración rápida de los tejidos óseos
- Refuerza el crecimiento de tu mascota
- Cubre las necesidades de calcio, fósforo y vitamina D3 de tu mascota

La vitamina D3 mejora la biodisponibilidad del calcio.

Composición:

Fosfato dicálcico, Dextrosa y Azúcar.

Aditivos:

Vitaminas, provitaminas y sustancias químicamente definidas de efecto análogo
Vitamina D3 (E 671) 50.000 UI/ Kg (50 UI/comprimido)
Vitamina E (alfa-tocoferol) 42 mg/Kg (42 μg/comprimido)

Componentes analíticos:

Calcio 11 %
Fósforo 9,2 %
Sodio 0 %
Cenizas 37,5 %

Dosis recomendadas:

Cada peso corporal tiene unos requerimientos distintos:

Perros:
- Grandes (más de 25 kg): 1 a 2 comprimidos, 3 veces al día
- Medianos (entre 10 y 25 kg): 1 comprimido, 2 veces al día
- Pequeños (menos de 10 kg): 1/2 comprimido, 2 veces al día

Gatos: 1/2 comprimido, 2 veces al día

 

Este blog es informativo. En ningún momento sirve como diagnóstico de enfermedad ni como herramienta para medicación de animales que obvien la obligada intervención de un veterinario o un farmacéutico.
Deja un comentario

* Campos Requeridos