Conejo, orinar en el esquinero

Aunque parezca complicado, no es difícil enseñar a un conejo a que haga sus necesidades en un lugar concreto. Simplemente hay que darles un poco de tiempo, algunos en tan solo unos días lo aprenden y otros sin embargo pueden tardar alguna semana.

conejo-y-esquinero

Si el conejo no está castrado, puede ser un poco más complicado su entrenamiento, pero la insistencia termina dando sus frutos. Conviene empezar con el entrenamiento lo antes posible colocando en su jaula un esquinero o una bandeja higiénica en función del tamaño del conejo y del espacio de la jaula.

"Simplemente hay que darles un poco de tiempo."

El esquinero o la bandeja se han de rellenar con un sustrato adecuado. La mejor opción son los pellets de papel prensado, ya que son muy absorbentes, no son tóxicos y no suelta polvo. Conviene incorporar en los primeros momentos cacas del conejo y papel impregnado en su pis, para que por el olor utilice el esquinero. hagen-bano-esquinero-azul_1

Conviene empezar el entrenamiento del conejo en un área pequeña, como puede ser su propia jaula. Los conejos suelen elegir una esquina para hacer sus necesidades, así que colocaremos el esquinero en la zona que el propio conejo haya escogido. En un principio le enseñaremos a usar el esquinero dentro de la jaula y cuando ya domine esto, podemos ampliar el espacio y abrir su jaula, de modo que cuando quiera orinar vuelva a su jaula a hacerlo.

Puede ocurrir que al dejarlo suelto fuera de su jaula, escoja una esquina fuera para hacer sus necesidades. En este caso se debe preparar otra bandeja sanitaria o esquinero y colocarlo en el lugar que haya elegido fuera de la jaula. Cuando ya controle ambos territorios y alterne entre el esquinero de la jaula y el de fuera para hacer sus necesidades, podemos retirarle el esquinero de fuera para que se vea obligado a ir siempre a la jaula a hacer sus necesidades.

El método más eficaz para entrenarlo es cogerlo con las manos en la masa, es decir, cuando veamos que orina fuera del esquinero, decirle un NO firme y llevarlo al esquinero para que orine allí. Y cuando orine en el esquinero premiarlo con alguna fruta o golosina que le guste.

Hay un pequeño momento antes de que empiece a orinar o defecar en el que levantan la cola, así que en ese momento se le puede pulverizar con un chorrito de agua para evitar que siga orinando y llevarlo al esquinero.

Con estas pautas y un poco de paciencia, en poco tiempo vuestro conejo utilizará sin problemas el esquinero.

Siempre con mucho mimo y sin hacer daño al animal.

Deja un comentario

* Campos Requeridos