¿Duermes con tu mascota?

¿Eres de los que le gusta dormir abrazadito a su perro?, ¿o de los que su gato tiene su propio lado de la cama?, si es así, te recordamos los cuidados básicos que debes tener con tu mascota y si no, hoy descubrirás los beneficios que te puede aportar esta práctica.

Ante todo es primordial mantener una correcta higiene.

Para mantener la salud de tu mascota debemos cuidar esencialmente su piel, orejas, almohadillas, dientes y ojos.

Es aún más importante cuando la relación con nuestra mascota es más estrecha; cuando hay niños (que acostumbran a compartirlo todo) y cuando tenemos zonas de descanso en común (como sofás y camas).

Cuidados básicos:

Baño de forma regular.

Limpieza de oídos semanal.

Limpieza de dientes diaria.

Revisión de los ojos.

Limpieza de las almohadillas cada vez que volvemos a casa después del paseo.

 

Nuestra recomendación:

Utiliza un champú que respete el pH de la piel de tu mascota y úsalo de forma regular. Champu fisiológico de Virbac:

Seca bien los oídos después del baño y utiliza un limpiador auricular que no deje residuos.

Limpiador auricular de Virbac:

En el caso de los perros sería ideal poder cepillarles diariamente los dientes, es una práctica que requiere tiempo y aceptación por parte del animal. Si no nos lo permite podemos utilizar un polvo para mezclar con el alimento. Plaque off:

Las almohadillas están en contacto directo con el suelo de la calle y por lo tanto se deben limpiar cada vez que el perro entre en casa. Con unas toallitas adecuadas es suficiente.

Toallitas limpiadoras de Bayer:

 

¿Qué beneficios aporta dormir con nuestra mascota?

Su respiración rítmica ayuda a sentirte más cómodo.

Reduce el nivel de estrés y elimina el insomnio.

Su cercanía y su amor incondicional ayudan a combatir la depresión.

Nadie es más importante para tu mascota que tú: dormir contigo también le hace feliz a él.

Y ahora...¿necesitas más motivos para compartir tu cama...?

Deja un comentario

* Campos Requeridos