El alzheimer de los perros

Gracias a los avances en cuidados veterinarios, a una mejor alimentación y una vida en entornos domésticos más seguros, los perros cada vez viven más años y tienen mejor calidad de vida durante su etapa sénior.

Alzheimer en perros Photo by Ryan Stone on Unsplash

¿Qué es un perro sénior?

Un perro se considera senior cuando entra en el último 25% de su esperanza de vida calculada en función de su edad y su raza.

Los perros pequeños tienen una esperanza de vida mayor que los perros de tamaño grande, de modo que los perros de más de 40kg se consideran sénior a partir de los 6 años de edad, mientras que los de menos de 40kg, se consideran sénior a partir de los 7 años.

¿Qué es la Disfunción Cognitiva Canina?

Uno de los principales problemas de salud relacionados con la edad avanzada en perros es un tipo de demencia llamada Disfunción Cognitiva Canina (DCC).

Igual que en las personas, algunos perros envejecen sin experimentar disfunción cognitiva, teniendo un envejecimiento normal con leves cambios cognitivos relacionados con la edad. Sin embargo, otros perros experimentar un envejecimiento patológico, sufriendo una patología neurológica similar al Alzheimer.
La DCC es un fallo en la función cognitiva (conjunto de procesos mentales como la percepción, aprendizaje, memoria, conciencia y toma de decisiones).

Lo que ocurre en los perros de edad avanzada con DCC es similar a lo que produce el Alzheimer. Se va depositando una proteína en el cerebro y su acumulación parece ser la causa de la discapacidad comportamental.

¿Qué síntomas se dan en el perro sénior con DCC?
Cuando comparamos un perro sénior con uno joven observamos que los perros de edad avanzada cometen más errores, necesitan más tiempo de entrenamiento y tienen una capacidad de memorizar reducida. Sin embargo, estas deficiencias no indican necesariamente una Discapacidad Cognitiva global.

Cuando un perro desarrolla una disfunción cognitiva vamos a detectar cambios de comportamiento que pueden ser muy variados:

    • Desorientación (en casa o en el exterior): se queda quieto detrás de puertas o muebles, o se desplaza sin propósito ninguno
    • Cambios en la interacción social con los miembros de la familia: pasa más tiempo sólo sin buscar caricias, o necesita contacto constante, o tiene problemas de jerarquía con otros animales de la casa
    • Pérdida de los hábitos domésticos: no te pide salir a la calle, o hace sus necesidades dentro de casa, o presenta incontinencia
    • Cambios en los patrones de sueño: duerme más, o se pasa más tiempo despierto por las noches
    • Alteraciones en los niveles de actividad: aumento o repetitividad de la actividad, o disminución de la actividad
    • Aumento de la ansiedad: irritabilidad, o ansiedad por separación, o comportamientos destructivos
    • Cambios en el aprendizaje: menor respuesta a órdenes o trucos que conocía, aprendizaje más lento de tareas nuevas

¿Cómo podemos ayudar a los perros geriátricos?

    • Descartar que existan problemas médicos concurrentes, y si los hay, tratarlos adecuadamente.
    • Asegurar que el entorno del animal sea seguro.
    • Mantener unos horarios fijos en cuanto a comidas y paseos, para minimizar el estrés.
    • Si hay problemas de deposiciones dentro de casa, habrá que permitir un acceso al exterior más frecuente o acostumbrarlo a hacerlo en empapadores dentro de casa.
    • Tratamiento médico para la disfunción cognitiva canina.

Hay que mantener activo el cerebro de nuestro perro, para intentar que no disminuya su funcionamiento:

    • Estimulación mental: juego del escondite, juegos de exploración escondiendo golosinas para que las encuentre. Existen en el mercado juguetes específicos para el entrenamiento mental.
    • Compañía social con personas: paseos, juegos, entrenando obediencia.
    • Interacción social con otros perros.
    • Estimulación visual: ver el exterior.
    • Intentar que no se aburra, ofreciéndole juguetes nuevos.

Juguetes interactivos Trixie

Además, para esta etapa de la vida es fundamental una alimentación específica, que ayude a prevenir el declive cognitivo y otras patologías asociadas con la edad avanzada.

Deja un comentario

* Campos Requeridos