El loris arcoiris

Sí eres amante de las aves hoy vamos a presentarte una especie muy llamativa tanto por su colorido como por su carácter, el Trichoglossus haematodus, llamado comúnmente loris arcoiris.

Procedencia:

Son pájaros que habitan en Oceanía, en países como Australia, Indonesia, Nueva Guinea o Timor, normalmente en zonas boscosas y selvas con lluvias abundantes. Son animales muy sociables que suelen vivir en grupos de hasta 50 individuos aunque lo normal es encontrar bandadas de entre 5 y 20, pudiendo relacionarse con otras especies. En la actualidad hay descritas más de 20 subespecies.

Características:

Lo que más nos llama la atención a primera vista son sus llamativos colores, su cuerpo es mayoritariamente verde y luego destacan el naranja, el morado y el amarillo en la parte de la cabeza, el pecho y las patas, según la distribución de los mismos se diferencian las distintas subespecies. El color de su pico varía con la edad, al principio es de un color marrón oscuro y con el tiempo se volverá naranja o rojizo. También destaca su lengua, dispone de una especie de pelillos con los que es capaz de atrapar el néctar. No es un pájaro de gran tamaño, alcanza aproximadamente unos 25-30 cm de largo y su peso oscila entre los 200-300 gramos. En cuanto a su longevidad pueden llegar a vivir incluso 30 años aunque lo normal es algo menos, de 20 a 25 años.

Alimentación:

Su alimentación se basa fundamentalmente en el néctar de las flores, también come fruta, semillas y algún que otro insecto. Sí tenemos un loris como mascota debemos saber que existen preparados de néctar en polvo que debemos mezclar con agua y ponérselo todos los días ya que será su alimentación principal. Respecto a la fruta podemos darle cualquiera menos el aguacate que es tóxico para ellos y los cítricos que debemos dárselos en contadas ocasiones.

Reproducción:

Se reproducen durante todo el año a excepción del verano y normalmente la puesta es de dos huevos que la hembra incubará durante 24-26 días. Los polluelos permanecen en el nido durante unos dos meses y después poco a poco aprenden a extraer el néctar sí mismos. En cautividad es algo más complicado ya que necesitan unas condiciones de alojamiento y alimentación muy específicas.

El loris como animal de compañía:

Debido a su carácter sociable y divertido son una buena opción para tenerlos en casa pero debemos tener claro cómo cuidarlos. Para empezar deben tener una jaula lo suficientemente amplia para su tamaño, mínimo de 60x60 cm y mantenerla siempre lo más limpia posible. Le dedicaremos tiempo todos los días para sacarlo de la jaula y jugar con él. Cuidaremos su alimentación y cambiaremos todos los días el néctar de su comedero.

Deja un comentario

* Campos Requeridos