El récord de los caballos

Casi todos los animales han ganado algún récord Guinness. Otros, simplemente se sabe que son los “más” por lo que han hecho, sin que reciban premio alguno.

Por eso, si te ha entrado alguna vez la curiosidad de saber qué récords pueden tener los caballos, esto te va a interesar. Mucho.

caballo

El caballo más caro del mundo

Hablar del caballo más caro del mundo es hablar de un único caballo (en realidad hay muchos, pero, como se suele decir, este les saca una cabeza y parte del cuerpo). El ganador es Fusaichi Pegasus, un caballo que se vendió por 70 millones de dólares.

Fusaichi Pegasus nació en 1997 y ganó el Derby de Kentucky en 2000 y terminó con nueve aperturas, seis victorias y dos derrotas. Un buen panorama para el animal. Aunque no sirvió mucho tras retirarse (no fue un buen semental).

El caballo más grande del mundo

Este dato puede asustar a algunos porque hablamos del caballo más grande del mundo. ¿Te imaginas cómo es? Bueno, te damos los datos para que empieces a hacerte una idea: 3 metros de alzada y más de una tonelada de peso. ¿Ya?

Te presentamos a Poe, un caballo que sorprende por su belleza, pero también por el pedazo animal que tendrás delante. Vive en Ontario, Canadá y los dueños están muy contentos con él, aunque hemos de decir que los dueños que tiene ahora no fueron los primeros.

Poe es un caballo adoptado porque su anterior dueño no podía permitirse la alimentación que necesita Poe. Para que te hagas una idea: 4,5 kilos de grano diario, dos fardos de heno y 200 litros de agua. Y eso solo en un día.

El caballo más rápido del mundo

En este caso, los caballos más rápidos del mundo son, sin duda, los caballos pura sangre. Seguro que has oído hablar de ellos. De hecho, son muy cotizados, sobre todo si destacan en su rapidez.

Por supuesto, hay nombres propios en esta categoría, pero datan de 1970 (el caso de Secretariat).

Si quieres saber más sobre mascotas, no te olvides de seguirnos. Y si tienes caballo, ya puedes ver nuestro catálogo en nuestra tienda online pinchando aquí.

Este blog es informativo. En ningún momento sirve como diagnóstico de enfermedad ni como herramienta para medicación de animales que obvien la obligada intervención de un veterinario o un farmacéutico.
Deja un comentario

* Campos Requeridos