¿Es realmente necesario desparasitar internamente?

Dado que muchos dueños preguntan si realmente es necesario desparasitar internamente a perros y gatos, queremos hablarte sobre ello.

Cuando decidimos incorporar a nuestra vida una mascota, como puede ser un perro o un gato, debemos hacerlo sabiendo que pasará muchos años junto a nosotros. Esto significa que vamos a tener que invertir tiempo y dinero en ellos, como por ejemplo en las visitas al veterinario.

Desde PETuluku queremos remarcar la importancia que tiene el seguir un protocolo de desparasitación. No solo es importante para la salud del animal sino para la salud pública en general.

Un gran número de perros y gatos pueden estar parasitados y no presentar síntomas. Esto supone un problema, ya que algunos de éstos son transmisibles a los seres humanos. Esta transmisión desde perros/gatos a humanos es más fácil si se trata de niños por ejemplo. En ellos los hábitos higiénicos aún no están del todo instaurados (por ejemplo, llevarse las manos a la boca).

Existe gran cantidad de helmintos (gusanos) que pueden parasitar a nuestros perros y gatos. Normalmente los asociamos a parasitosis intestinales, pero no todos se localizan ahí. Algunos tienen localización pulmonar, cardiaca, ocular o subcutánea.

La mayoría se eliminan a través de las heces y posteriormente las larvas o huevos son ingeridos por otros en el medio. Algunos pueden ser transmitidos a través de la ingesta de carne cruda y otros por vectores (ej: mosquito, mosca…).

Muchos piensan que un perro o gato está parasitado solo cuando ven gusanos en las heces. Esto es un pensamiento erróneo, puesto que muchos de ellos eliminan huevos a través de las heces, los cuales son imperceptibles a simple vista. En otros casos, lo que vamos a ver no van a ser gusanos enteros como tal si no proglótides grávidos (partes del cuerpo del parásito que contienen huevos y que se eliminan enteras). Por tanto, en muchas ocasiones puede pasar desapercibida la presencia de parásitos.

Debemos saber que los tratamientos antiparasitarios no sirven para prevenir infestaciones. Lo que hacen es eliminar los posibles parásitos que pueda tener en ese momento, por lo que se pueden infestar poco después de haberles dado la desparasitación interna.

Por lo general la desparasitación de un perro o gato adulto se debe realizar cada 3 meses.
En cachorros desde las 2 semanas hasta los 6 meses de vida, lo normal es realizar la desparasitación más a menudo (cada mes) y posteriormente cada 3 meses.
Hay excepciones, como hemos comentado antes, la presencia de niños, de personas mayores o inmunodeprimidas…hará que la desparasitación sea más frecuente y no cada 3 meses.
De la misma forma, por ejemplo, si vivimos en zonas rurales (presencia de ganado, roedores…) debido a la posible presencia de Echinococcus spp. (responsable del quiste hidatídico), se recomienda desparasitar cada 45 días.

Los antiparasitarios comercializados en España pueden contener un único principio activo o varios. Por lo general, aquellos que combinan varios tienen un mayor espectro de acción.

El uso repetitivo de un mismo medicamento puede dar lugar a la aparición de resistencias, por lo que es recomendable variar.

Como hemos mencionado antes, se debe empezar a desparasitar desde cachorros y por supuesto hasta el final de su vida. Para ello el/la veterinario/a os prescribirá el o los principios activos y la forma farmacéutica más adecuada para ese periodo de vida.

Si en casa conviven varios animales, debemos desparasitar a todos a la vez. De esta forma aseguramos que no se infesten los unos con los otros una vez se les ha desparasitado.

Para el control de algunos de los parásitos internos, debemos prevenir también la presencia de parásitos externos. Por ejemplo: Dipylidium caninum se contrae por la ingestiónde fases larvarias en pulgas o piojos portadores de dicho parásito; Dirofilaria immitis se transmite por la picadura de algunas especies de mosquito; entre otros. Por ello, es importante el uso de pipetas o collares antiparasitarios que prevengan la infestación por parásitos externos.

Como hemos estado viendo durante todo el artículo, llevar un control y un plan de desparasitación interna es muy importante. Tu veterinaria/o de confianza te indicará cuál es la opción de desparasitación interna que mejor se adapta a tu mascota.

 

Este blog es informativo, en ningún momento sirve como diagnóstico de enfermedad ni como herramienta para medicación de animales que obvien la obligada intervención de un veterinario o un farmacéutico.
Deja un comentario

* Campos Requeridos