¿Estas pensando en tener una serpiente?

Antes de nada...

Antes de tener una, independientemente de la especie, hay que tener claro que los reptiles son animales muy independientes.

Aunque se pueden acostumbrar al manejo, dejándose coger y no haciendo el amago de morder, nunca llegan a reconocer a su dueño. Si quieres una mascota que te reconozca y se deje acariciar debes escoger otro animal como una ninfa, un conejo, hurón etc.

Una vez tomada la decisión, lo primero que debes pensar es donde vas a instalar el terrario. Es importante adquirir uno de cristal con buenos cierres para evitar posibles fugas.

Las serpientes se pueden esconder en cualquier sitio, pudiendo escapar de la casa, y por lo tanto, puede que nunca la encuentres. Evita la cocina (por los humos producidos al cocinar y la menor temperatura con respecto al resto de la casa) y las zonas de corrientes.

Otro punto importante es la comida

La mayoría de las especies comercializadas en el mercado se alimentan a base de pequeños roedores (ratas y ratones) y pollos. La frecuencia de alimentación depende de la edad del animal, siendo de una vez semanal las pequeñas a dos veces al mes las adultas.

Si  tenemos dificultades en acudir periódicamente a comprar presa viva, podemos comprar congelada que se almacena fácilmente en el congelador. Una vez descongelada y calentada en agua caliente podemos ofrecerla a nuestra serpiente. A veces tenemos que mover la presa para estimularla a comerla. Hay que tener cuidado, pues en este momento la serpiente puede mordernos al confundirnos con la presa.

¿Qué necesito en mi terrario?

Las serpientes como todos los reptiles son animales de sangre fría.Esto significa que dependen de un sistema de calefacción para no enfriarse. Los más comúnmente usados en serpientes son:

  • Manta de calor: que se pega en la base del terrario por fuera del cristal.
  • Luz infrarroja: emite calor. Debe usarse sólo en los terrarios altos donde la serpiente no llegue a contactar con la bombilla.

  • Piedra calefactora: es una fuente extra de calefacción que podemos instalar dentro del terrario

Lo siguiente es el tipo de sustrato. Depende del hábitat natural de la especie. El más frecuentemente usado en las especies comercializadas es la fibra de coco.

Una fuente de agua para que pueda beber siempre que lo desee

 

 

Por último, un refugio donde pueda esconderse sobre todo después de comer para evitar que vomite la comida.

Deja un comentario

* Campos Requeridos