Gatos con sobrepeso. La enfermedad del siglo XXI.

 

¿Está mi gato en su peso?, ¿le sobra algún kilo?, ¿si tiene sobrepeso qué puede ocurrir?,… son algunas de las preguntas que nos solemos hacer cuando nuestro gato ya está "pasado de kilos". En este blog intentaremos resolver muchas de las dudas que se nos plantean con respecto a la obesidad en nuestros felinos.

 

gato-obeso

¿Sabes que la obesidad se considera hoy en día una enfermedad nutricional que afecta a un gran número de gatos en todo el mundo? Es la forma más común de malnutrición en las consultas veterinarias de pequeños animales.

El sobrepeso no es sólo un mal humano que aumenta cada vez más en este siglo XXI, también lo sufren nuestros gatos y se van incluyendo en sus trastornos más frecuentes debido a la humanización por parte de su propietario.

No se debe restar importancia a la obesidad como si sólo fuera un problema estético ya que puede traer graves consecuencias para la salud. Se sabe que la esperanza de vida de los gatos con sobrepeso es menor.

¿Por qué los gatos deben mantenerse delgados?

Un gato sano es un gato feliz y menos propenso a sufrir problemas de salud y enfermedades. Si tu gato tiene sobrepeso no puede vivir como sus homólogos sanos y será menos capaz de disfrutar cuando esté haciendo ejercicio y jugando debido a su reducida movilidad y sus posibles problemas en las articulaciones.

Preocupa que un gato con sobrepeso desarrolle enfermedades como:

  • Artritis, daño en las articulaciones y dolor.
  • Diabetes tipo 2 (Enfermedad metabólica).
  • Enfermedades del corazón y circulatorias.
  • Patologías reproductivas, respiratorias,…

Además de que sufren mayores riesgos en los procesos quirúrgicos y anestésicos. Y ven reducida la función hepática debido a un hígado más graso.

Se considera que un gato tiene sobrepeso cuando su peso supera en un 15% su peso ideal y que es obeso cuando está por encima del 30%.

Saber si nuestro gato sufre de sobrepeso en ocasiones no resulta fácil debido a la gran diferencia de tamaños y pesos que pueden tener dependiendo de la especie. Por lo cual, el encargado de valorar el peso ideal del gato es el veterinario. Pero por lo general, un gato en su peso óptimo no debe tener el abdomen colgante y se deben palpar sus costillas fácilmente al pasar la mano sobre el tórax.

Por qué se produce la obesidad:

La obesidad se produce porque hay un desequilibrio entre la ingesta de calorías a través de los alimentos y el gasto energético de las mismas. Es decir, come más comida de la que consume con respecto a la actividad física que realiza, por lo tanto todas las calorías consumidas y no gastadas se acabarán acumulando en forma de grasa. Por ello, es indispensable adecuar el consumo de alimento a su actividad en particular.

Por otro lado, la obesidad está influenciada por diversos factores, tales como la edad, el sexo, la raza, la castración, las enfermedades endocrinas, ciertos medicamentos, hábitos como el sedentarismo,…

Para luchar contra la obesidad lo mejor es prevenirla desde edades tempranas.

Una vez está instaurada la enfermedad es necesario el compromiso inquebrantable por parte nuestra como propietarios. Debemos facilitar un alimento formulado específicamente para esta situación y seguir rigurosamente la posología. El racionamiento diario variará según se vaya produciendo la pérdida de peso. Además se debe aumentar el ejercicio diario, para lo cual resulta muy útil motivar al animal con algún juguete interactivo.

Los gatos no deben perder más del 1-1.5% de su peso inicial por semana. Debemos controlarlo pesando al animal cada dos semanas.

Fórmulas para perder peso:

Los alimentos destinados a la pérdida de peso deben aportar un menor número de calorías, por lo que tienen un nivel de grasa más bajo, que es la principal fuente de energía. Además se les añade L-carnitina que ayuda a quemar las grasas. No obstante también pueden ser más ricos en proteína, al aportar menos calorías que las grasas, que además ayuda a mantener la masa muscular, o pueden tener mayor cantidad de fibra para aumentar la sensación de saciedad. El aporte de ácidos grasos y de vitaminas debe ser el adecuado para mantener la salud de la piel y el pelo. Dado que los gatos con sobrepeso tienen una mayor sobrecarga articular, un buen alimento para el control de peso debería incorporar condroprotectores (condroitina, glucosamina,…)

Es peligroso hacer pasar hambre al gato como solución drástica a su sobrepeso. Esto puede provocarle graves problemas de salud. Si se reduce la ingesta habitual por encima del 15% no se le estará aportando las vitaminas y ácidos grasos esenciales que son vitales para sus funciones hepáticas y cerebrales, entre otras.

Además sabemos que los gatos son de paladar más exigente que los perros, por ello es importante que el alimento tenga una óptima palatabilidad.

Como hacemos el cambio de dieta:

El cambio de la dieta podría no ser muy bien aceptado por el felino por ello debe ser un cambio gradual.

Empezaremos preparando una ración diaria con un 25% de comida nueva y un 75% de la comida habitual. Al día siguiente 50% de cada comida. Seguiremos aumentando las proporciones del nuevo alimento durante unos cuantos días más hasta que únicamente se alimente del nuevo pienso.

Este método aumentará la probabilidad de aceptación de la nueva dieta y reducirá el riesgo de sufrir trastornos gastrointestinales.

Como hemos comentado el proceso de pérdida de peso debe estar siempre controlado por un veterinario. Ya que el veterinario puede recomendar reducir la cantidad de comida o cambiar a una dieta especial baja en calorías así como construirle un programa de adelgazamiento personalizado.

Se deberá comprobar regularmente su estado físico y continuar con la dieta hasta alcanzar la forma física y el peso ideales. Intentar que adelgace de manera lenta y constante, ya que una pérdida de peso rápida es peligrosa y puede indicar la existencia de un problema subyacente grave.

Como hemos comentado es primordial que como propietarios estemos concienciados de la necesidad de seguir esta dieta con rectitud. Ya que es la única forma de alcanzar progresos. Si entre las comidas sucumbimos a dar chuches u otros alimentos, de nada servirá el tiempo y el dinero invertido. Y lo que es peor no solucionaremos el problema y aumentará el riesgo de sufrir las enfermedades derivadas de ésta para la salud de nuestro gato. Si es un gato que pide mucha comida, no debes sucumbir a sus peticiones, no le harás ningún favor.

PIDIENDO

Nuestra recomendación para la pérdida de peso es Royal Canin Obesity y Royal Canin Saciety, como dieta veterinaria.

obesitysatiety

Para mantener su peso y volver a recuperarlo, recomendamos un pienso light, como Royal Canin Light Weight Care

light

Recuerda que en el periodo de pérdida de peso sólo debe alimentarse con ese pienso, y no tomar chuches. Una vez alcanzado su peso ideal podemos dar chuches light para que no recupere los kilos perdidos, como por ejemplo Pouch Light de Royal Canin.

pouch light

En PETuluku estaremos encantados de asesorarte en este y otros temas, ven a vernos a cualquiera de nuestras tiendas.

Deja un comentario

* Campos Requeridos