Hamsters: Sobrepeso

Hamster Photo by Ricky Kharawala Photo by Ricky Kharawala

El sobrepeso es uno de los problemas de salud más comunes en hamsters. La principal causa que lleva a un exceso de peso es una mala alimentación unida a una falta de ejercicio.

En libertad, es la propia naturaleza la que regula la alimentación de estos animales. De modo que en libertad a los hámsters les cuesta encontrar comida y no abundan los alimentos ricos en grasa y calorías.

El problema viene cuando al tenerlos en casa como mascota la situación cambia. En su jaula tienen comida de sobra y a su libre disposición. No son capaces de regular la cantidad que necesitan y comen en exceso.

Además tienen preferencia por los alimentos ricos en grasa y calorías. En la naturaleza este tipo de alimentos escasean, sin embargo, muchas mezclas comerciales para hamsters contienen grandes cantidades de ellos.

Algunos alimentos comerciales para hámster contienen pipas y frutos secos en exceso, los cuales aportan mucha grasa y pocos nutrientes en general.

El sobrepeso es un problema de salud importante que debemos evitar, ya que puede generar alteraciones de la salud graves, como diabetes, problemas articulares o vasculares.

Es por ello que debemos evitar que nuestro hámster llegue a tener sobrepeso y si lo tiene, hay que poner medidas lo antes posible.

 

¿Cómo actuar si nuestro hámster tiene sobrepeso?

Si nuestro hámster tiene sobrepeso hay que tomar dos medidas fundamentales: controlar su alimentación y cambiar su estilo de vida.

Para entender cuál es la forma correcta de alimentar a nuestro hamster debemos conocer sus hábitos naturales.

Los hamsters son animales que viven en zonas con escasez de alimento, donde sólo en cortos periodos de tiempo pueden encontrar alimentos fácilmente, por lo que han de crearse despensas para disponer de comida en los momentos de escasez. Son animales omnívoros, y no sólo se alimentan de semillas, cereales y vegetales, sino que una parte importante de su dieta es de origen animal (insectos). Consiguen el alimento a través de largos recorridos nocturnos.  

Debemos cuidar su dieta y aportarle una alimentación baja en grasa y calorías, con un buen aporte de proteínas.

Para ello debemos escoger una mezcla comercial que no contenga pipas ni maíz, ya que son componentes muy calóricos. Hay que reducir la cantidad de mezcla que le damos diariamente e introducir a su dieta proteínas de origen animal como gusano de la harina, pavo o clara de huevo cocido tres veces a la semana. También es importante ofrecer verdura fresca como brócoli, canónigos, calabacín, pimiento verde, judías verdes, espinacas…un par de veces en semana.

Albana Hamster cunipic hamster

La verdura se debe ofrecer a temperatura ambiente y cruda pero previamente lavada. Tanto la carne como la verdura que no se coma, debemos retirarla y evitar que la almacene, ya que se pudriría y sería nocivo si se la come en mal estado.

En cuanto a su estilo de vida, tenemos que promover la actividad física diaria. Para ello lo ideal es sacarlo de su jaula un par de veces al día para que se mueva y además esté entretenido. Siempre debemos supervisarlo para evitar que roa cosas peligrosas (cables) o tóxicas.

Existen unas bolas de ejercicio para hámster que permiten que hagan ejercicio fuera de la jaula sin riesgos. Y es fundamental que todo hámster tenga una rueda de ejercicio dentro de su jaula.

Bola ejercicio hamster rueda ejercicios roedores

Este blog es informativo. En ningún momento sirve como diagnóstico de enfermedad ni como herramienta para medicación de animales que obvien la obligada intervención de un veterinario o un farmacéutico.

Deja un comentario

* Campos Requeridos