Intolerancia al gluten en perros

Nuestros animales, al igual que las personas, pueden tener intolerancias alimentarias, siendo una de ellas la intolerancia al gluten. Lo primero que debemos saber es qué es exactamente el término intolerancia ya que a veces es confundido con alergia.

¿Qué es intolerancia?

La intolerancia es una enfermedad que se define como la incapacidad del organismo para digerir ciertos alimentos. Sí estos alimentos son consumidos a la larga se darán problemas digestivos que pueden llegar a ser graves. La intolerancia al gluten tiene cierta predisposición genética por lo que es más frecuente en algunas razas como el Samoyedo.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas más frecuentes de intolerancia al gluten son el vómito y la diarrea que se pueden dar juntos o por separado y normalmente al poco tiempo de haber consumido el pienso. También son frecuentes los picores, la pérdida de peso o incluso cierta dificultad para respirar. En casos muy extremos en los que el animal sigue consumiendo gluten de manera habitual puede llegar a convulsionar. No debemos llegar hasta ese límite ya que estaremos poniendo en riesgo la vida de nuestra mascota, sí pensamos que nuestro perro es intolerante debemos acudir al veterinario para asegurarnos. Normalmente, después de los análisis de orina, heces y sangre se hará una radiografía y finalmente una dieta de eliminación para comprobar si evitando el gluten en la dieta la salud de nuestro animal mejora y cesan los vómitos y la diarrea.

¿Qué alimentos contienen gluten?

El gluten es una proteína que se encuentra en los granos de cereales como la avena, el centeno o el trigo, uno de los productos más empleados en los alimentos para perros. También lo contienen alimentos como el arroz, los embutidos o la soja.

¿Qué hacer si mi perro es intolerante al gluten?

Si nuestro veterinario finalmente nos confirma que nuestro perro no puede comer gluten debemos evitar los piensos que lo contengan. En nuestras tiendas existe una gran variedad de piensos libres de cereales. Están especialmente formulados para este problema, al igual que chucherías y premios, así nuestro amigo podrá seguir una vida totalmente normal sin ningún problema. En cuanto empecemos una dieta libre de gluten comenzaremos a notar la mejoría en la salud del animal. Remitirán los vómitos y la diarrea, se encontrará más enérgico y su pelaje mejorará considerablemente. En conclusión, la intolerancia al gluten es un problema de fácil solución si conseguimos detectarlo a tiempo.

    

Deja un comentario

* Campos Requeridos