Juguetes educativos en perros II

En el anterior blog ya comenzamos a hablar sobre los juegos educativos en perros. Ahora vamos a explicarte las claves para poder utilizarlos en casa.

Pero antes, debes tener en cuenta que estos juguetes están pensados para que su uso sea un juego, tanto para el perro como para el dueño del animal. Una manera de estrechar más el vínculo.

Por ello, es fundamental que nunca regañes a tu perro por no saber realizar la actividad o por equivocarse, el fin es que sea algo divertido y estimulante, algo positivo que le incite a seguir jugando. Puedes plantearlo como una rutina de juego diaria, una vez que tengas todo preparado (importante hacerlo en una habitación amplia donde el perro pueda usarlo desde la posición que le sea más cómoda, siempre un juego por perro, preferiblemente sin que haya más perros en la misma habitación) con una orden ( como ahora, empieza, etc) empieza el juego.

Antes de nada hay que escoger el juguete adecuado para nuestro perro

Estos juguetes tienen distintos niveles de dificultad, debemos empezar con el más fácil e ir incrementando la dificultad  progresivamente. Puede que a nuestro perro le cueste más algún paso, debemos tener paciencia y recompensar cada pequeño avance.

 

¿En qué consisten estos juguetes?

El objetivo es que aprendan que moviendo una pieza del juguete obtenga un premio de comida. La dificultad del juego radica en la dificultad para conseguir dicho premio.

Los niveles más básicos consisten en esconder la comida debajo de una pieza del juguete, de esta forma, el perro tiene que levantarlo con el hocico o las patas para obtener el premio.

Una vez que tiene claro este paso, podemos aumentar la dificultad. Dejar los premios en un par de conos únicamente. Así estimularemos su sentido del olfato, la tarea consiste en mover sólo aquellos que tienen comida.

Hora de aumentar la dificultad

El nivel 1 ya lo tiene perfectamente controlado, es hora de pasar al siguiente nivel. La dificultad para obtener el premio aumenta al no bastar con levantar un objeto. Según la versión que escojamos, deberá o bien mover lateralmente una tapa o tirar de una cuerda para abrir un cajón.

 

Deja un comentario

* Campos Requeridos