La rabia

En esta época que empiezan en las clínicas veterinarias las campañas de vacunación. ¿Sabemos lo qué es la temida rabia?

¿Qué es?

La rabia es una enfermedad zoonótica. Una infección viral que se propaga principalmente por medio de animales infectados.

El virus de la rabia se encuentra en la saliva del animal infectado tanto doméstico (perro, gato, etc.), como salvaje (zorros, mapaches, murciélagos, etc.). Puede ser trasmitido a otros animales e incluso a los humanos por medio de la mordedura o arañazos.

El virus ataca el sistema nervioso.  Viajando desde la herida hasta el cerebro, donde causa una hinchazón o inflamación, que provoca los síntomas de la enfermedad.

¿Síntomas?

Tras el periodo de incubación que ronda las 3 -8 semanas

Perros: Pasan por dos estados:

Prodromos: dura 2-3 días y suele pasar desapercibido. Se caracteriza por el cambio repentino del comportamiento en el animal. Tras este podemos encontrar dos tipos formas de manifestarse:

Rabia furiosa, algunos de los síntomas que puede presentar el animal son: animal intranquilo, pupilas dilatadas, en estado de alerta, insensibilidad al dolor, ataca o muerde incluso objetos imaginados, fotofobia e hidrófoba, correr sin control. Pasando progresivamente a ataxia, convulsiones y parálisis.

Rabia muda, algunos de los síntomas que puede presentar el animal son: el perro está quieto, solo muerde si se le provoca. Mirada alerta. Hay parálisis en ascenso (entre otros de la mandíbula y la lengua) y temblores musculares. Hipersalivación. Muerte por parálisis de los músculos respiratorios.

Gatos: Normalmente, la sintomatología es similar a la de los perros, aunque se observa con más frecuencia la forma furiosa.

Humanos: El síntoma más común es la hidrofobia, o miedo al agua. También podrían aparecer: babeo, convulsiones, dolor y sensibilidad en la herida o mordedura, pérdida de sensibilidad en una zona del cuerpo, pérdida de función muscular, espasmos musculares, cambios en el estado de ánimo, entumecimiento y hormigueo, fiebre, nauseas, vómitos, entre otros.

¿Cómo prevenirla?

La enfermedad está presente en casi todos los continentes, pero la mayoría de las muertes humanas se registran en África y Asia principalmente en niños.

Para eliminar esta enfermedad la recomendación de la OMS es la vacunación a los perros y evitando sus mordeduras. Y en el caso de contacto con un animal sospechoso, el lavado inmediato y a fondo de la herida con agua y es fundamental y puede salvar vidas.

La inmunización frente a la rabia se realiza mediante una vacuna con el virus de la rabia inactivado.

En España, la obligatoriedad de la vacunación y la periodicidad, depende de los programas de salud de las diferentes Comunidades Autónomas. En la Comunidad de Madrid, es obligatoria la vacunación anual de los perros, mientras que en el caso de los gatos se considera recomendable.

Consulta con tu veterinario sobre el calendario de vacunación para tu mascota.

Este blog es informativo. En ningún momento sirve como diagnóstico de enfermedad ni como herramienta para medicación de animales que obvien la obligada intervención de un veterinario o un farmacéutico.

Deja un comentario

* Campos Requeridos