Mantenimiento de Guacamayos I

El  guacamayo azulamarillo (Ara ararauna) y el guacamayo rojo (Ara chloropterus) son dos de las aves más grandes que podemos tener como mascota, pudiendo alcanzar el guacamayo hasta los 90 cm.

 

¿Puedo saber el sexo a simple vista?

No podemos saberlo por el color del plumaje pues no tiene dimorfismo sexual visual. Deberemos recurrir a una prueba de ADN a través de una muestra de sangre para conocerlo.

 

¿Pero qué edad es la mejor para adquirirlo?

Primero debemos tener en cuenta que cuanto más joven es un animal más difícil es su mantenimiento pues no tiene desarrollado el sistema inmune por completo y son más sensibles a sufrir enfermedades. Lo ideal con estas aves tan delicadas es adquirir una que acabe de dejar de tomar papilla o solo este a una toma.

¿Son cariñosos?

Son muy cariñosos queriendo estar todo el rato fuera de la jaula con su dueño. Pero hay que tener en cuenta, que cuando un ave de este tipo se empareja con una persona puede llegar a defenderle de alguien que no conozca, por eso cuando vayamos a casa de alguien con un guacamayo, debemos ir con cuidado a la hora de querer acariciarlo cuando se encuentra en el hombro de su dueño.

¿Qué espacio necesitan?

Hay que tener en cuenta varios factores:

-Longitud del cuerpo incluyendo la cola. Si les mantenemos en jaulas bajas las plumas de la cola se acaban manchando y rompiendo.

-Amplitud de las alas: idealmente deberían estar en una jaula donde pudieran al menos abrir completamente las las sin dar en los barrotes de los lados.

-Ejercicio: si no podemos tener una voladera, debemos sacarlas lo máximo posible de la jaula para que hagan ejercicio, sino pueden empezar con problemas de estrés

El corte de vuelo,

Siempre debe ser realizado por un veterinario experto en aves. Consiste en cortar las plumas primarias de las alas dejando las 2 últimas intactas. De esta forma no pueden volar. No es doloroso para el animal ya que las plumas no tienen receptores para el dolor. Pero hay que tener cuidado porque el ave puede llegar a planear pudiendo escaparse por un ventana o darse un golpe contra el suelo hasta que se acostumbre, aparte de que limitamos mucho la capacidad de movimiento del animal.

Deja un comentario

* Campos Requeridos