Mantenimiento y cuidado de hurones

Cuidados del hurón
Desde Petuluku queremos ayudarte a cuidar a tu hurón informándote sobre los puntos principales de su mantenimiento.

-Estado sanitario: las vacunas que hay que llevar a cabo son:

  -Parvovirus: cuando adquirimos un hurón joven debemos repetir la pauta de vacunación para protegerlo eficazmente frente a esta enfermedad. Una vez que son adultos la vacunación es anual.

 -Rabia: vacuna anual de obligado cumplimiento. 

Tan importante es vacunarlo como desparasitarlo, para ello, es aconsejable que siempre que vayamos a revisiones al veterinario aportemos una muestra de heces para que el clínico pueda llevar a cabo un análisis coprológico de las mismas. Recomendamos una desparasitación tanto externa como interna cada 3 meses

-Identificación: la ley de protección animal obliga a identificar mediante microchip a nuestro hurón inscribiéndolo en el Registro Informático de Animales de Compañía.

 -Alimentación: el hurón es un animal carnívoro por naturaleza. Por eso es importante que el pienso que le ofrezcamos tenga un aporte mayoritario de proteína animal. Un buen pienso debe contener entre un 30-35% de proteína y un 15-20% de grasa. Actualmente existen en el mercado multitud de marcas comerciales diseñadas específicamente para hurones. En esta época del año que hace tanto calor debemos ajustar lo máximo posible la dieta diaria que dispensemos en el comedero para que no se estropee la comida y pueda producirle cuadros digestivos a nuestra mascota.

20170627_173604

 

-Jaula: aunque dedican gran parte del día a dormir(hasta 18 horas) son animales muy juguetones que necesitan el mayor enriquecimiento ambiental posible. Les gusta mucho las jaulas con distintos niveles de altura. Son bastante limpios soliendo defecar siempre en la misma esquina de la jaula. Como sustrato es aconsejable usar el fabricado a partir de papel pues absorbe mejor la orina y no se deshace.

20170627_173510

Manejo: son animales muy sociables a los que les encanta jugar con otros hurones y con el ser humano. Debido a su naturaleza curiosa debemos tener especial cuidado a la hora de sacarlos de la jaula  porque son capaces de meterse en los lugares menos sospechados y pueden comer algo peligroso para su salud.

Deja un comentario

* Campos Requeridos