Oruga procesionaria ¿cómo debemos actuar?

¿Sabes qué son las orugas procesionarias? ¿No? Pues pon atención a este blog. Te lo contamos todo sobre ella.

Durante losoruga procesionaria meses de enero hasta mayo, la urgencia veterinaria más frecuente que nos encontramos suelen ser las lesiones ocasionadas por la oruga procesionaria. Su nombre científico es Thaumetopoea Pityocampa.  Estas orugas se suelen encontrar  durante esta temporaza en lugares cercanos a pinos como parques, urbanizaciones o jardines.

La forma adulta de este lepidóptero pone sus huevos sobre las agujas de los pinos. Estos huevos pasaran a larvas y formaran nidos en las ramas de los pinos. Estos nidos son claramente visibles en las ramas, de consistencia algodonosa y blanquecina que pueden llegar a medir hasta 20 centímetros.  De estos nidos aparecerán las orugas en primavera cuando empieza a subir las temperaturas. Las orugas bajaran por el pino formando hileras muy características, de ahí lo de “procesionaria”.

Estas orugas tienen unos pelos que contienen una toxina, la thaumotopina. Esta sustancia tiene capacidad urticante provocando la liberación de histamina dando como resultado un proceso inflamatorio grave.

Los perros, por su carácter curioso, suelen acercarse a ver que son esas extrañas “cadenas” que se forman en las calles y en los troncos. Olisqueando, tocando y hasta chupando a estas orugas donde se producirá el contacto con los pelos urticantes.

Los gatos también son sensibles a las orugas, pero suele ser muchos mas infrecuente, debido a su carácter mas cauto.

Las lesiones se suelen producir en la base de la lengua principalmente, aunque también puede afectar la otras partes da la cara y patas.

 

Los síntomas que nos podemos encontrar son:

  • Hipersalivación
  • Excitación exagerada.
  • Prurito (picor) e inflamación en la zona afectada
    Lengua aumentada de tamaño, que puede llegar a obstruir el paso de aire a los pulmones.
  • Vómitos.
    Edema en los labios.

Lengua puede llegar a necrosarse, presentando un color verdoso al principio, pasando posteriormente a negro, hasta que al final puede llegar a caerse esto trozo de lengua.
El mayor peligro que puede producirse es que esta toxina llegue a afectar a la laringe. Esta se inflamara impidiendo el paso de aire hacia el sistema respiratorio inferior produciéndose la muerte por asfixia del animal.

lesiones oruga procesionaria

También puede producirse un shock anafiláctico por contactos sucesivos con estas orugas también pudiendo llega a producir la muerte del animal si no se actúa con rapidez.

¿Cómo actuaremos?

Si tenemos algún tipo se sospecha de que nuestro perro haya podido estar en contacto con una oruga debemos acudir a nuestro veterinario inmediatamente. Debemos tener presente que la rapidez con la que instauremos el tratamiento al perro puede llegar a presentar la diferencia entre que el animal sobreviva o no.

Prevenir es curar

Para evitar esta situación lo más importante es prevenir el problema. Debemos tener especial cuidado en las épocas mencionadas, que es cuando vamos a ver las orugas en el suelo. Siempre vigilar las zonas donde es más probable que las encontremos para evitar que nuestro perro se acerque a ellas. No dejar a nuestro perro suelto y sin estar pendiente de el. Si podemos evitar zonas con pinos seria una muy buena opción.

lesiones lengua oruga procesionaria

¡Ojo! Son peligrosas tanto para nuestras mascotas como para nosotros. Si sales al parque con tu perro y tu hijo, cuidado que no sea él el que las toque o se las lleve a la boca.

seccion perros

Este blog es informativo. En ningún momento sirve como diagnóstico de enfermedad ni como herramienta para medicación de animales que obvien la obligada intervención de un veterinario o un farmacéutico.

2 pensamientos en “Oruga procesionaria ¿cómo debemos actuar?”

  • Hola soy jose
    Hola soy jose 16 abril 2019 en 19:22

    Soy cazador me gusta el campo y locuydo tengo un perro si las toca que le doy al perro gracias

    Responder
    • Laura

      Hola José, lo primero es comprobar su trufa y su boca para asegurarnos de que el animal puede respirar, y seguidamente llevar al perro lo más rápido posible al veterinario, donde se le aplicará un tratamiento con corticoides de acción rápida.
      NUNCA frotar la lengua o la zona afectada.
      Se podría lavar la boca del perro con suero fisiológico o en su defecto con agua templada (la toxina se destruye mejor con agua tibia o levemente caliente). MUCHO CUIDADO, lavar de dentro afuera para quitar los pelos y que el perro no ingiera la toxina. Podemos ayudarnos de una jeringa metiendo el agua por el lateral de la boca y dirigiéndola hacia adelante. Si puedes, usa guantes, porque la toxina puede afectarnos a nosotros.
      Si no estás seguro de hacerlo de la manera correcta, a veces los nervios nos impiden hacerlo bien o el animal se mueve mucho y no lo controlamos, lo mejor es acudir al veterinario urgentemente.
      Si vives en una zona muy afectada por la procesionaria, podemos consultar con nuestro veterinario la posibilidad de llevar a mano un medicamento adecuado para utilizarlo en caso de urgencia. Pero sólo él puede recetartelo o recomendartelo.

      Responder
Deja un comentario

* Campos Requeridos