Osteoartritis en perros y gatos

perro y gato

Osteartritis, ¿qué es?
La osteoartritis es una enfermedad causada por la pérdida progresiva del cartílago articular como consecuencia del desgaste natural o por lesiones o cirugías articulares.

Al ir degenerándose y perdiéndose cartílago articular, las articulaciones se vuelven rígidas y dolorosas y la movilidad va disminuyendo progresivamente.

La osteartritis no es reversible, pero si se diagnostica a tiempo y con un tratamiento adecuado conseguiremos que el avance sea más lento y mejoraremos la calidad de vida del animal.

 

¿Cuáles son las causas más frecuentes?

Edad: con la edad, el cartílago articular de las mascotas se va desgastando progresivamente como parte del envejecimiento natural.

Exceso de peso: un exceso de peso implica una presión excesiva sobre las articulaciones y el cartílago y un mayor riesgo de desarrollar problemas articulares.

Accidentes o traumatismos: las lesiones que afecten a articulaciones pueden causar problemas en el cartílago y problemas de movilidad.

Raza: determinadas razas tienen mayor tendencia a desarrollar problemas de movilidad.

 

Razas de riesgo
  • Perros: labrador retriever, golden retriever, pastor alemán, rottweiler.
  • Gatos: himalayo, persa y siamés.

 

¿Qué síntomas produce la osteoartritis?

Algunos de los signos que pueden indicarnos que nuestra mascota sufre este problema y que tiene dolor son los siguientes:

  • Se mueve o se levanta despacio, especialmente después de descansar.
  • Vacila al subir y bajar escaleras.
  • Se queda atrás o se cansa con facilidad durante los paseos.
  • Prefiere estar tumbado antes que estar de pie o sentado.
  • Gime, gruñe o intenta morder al tocarle la zona afectada.
  • Presencia de cojeras.

 

¿Cómo se maneja la osteoartritis?

El tratamiento va encaminado a frenar el avance de la enfermedad y mejorar la calidad de vida de la mascota al aliviar el dolor y mejorar la movilidad.

Para ello se deben combinar varias medidas de acción:

Control de peso: Lo que más estrés provoca sobre las articulaciones es el exceso de peso, así una medida principal en el manejo de la osteartritis es mantener al animal en su peso ideal, de modo que si tiene sobrepeso debemos ponerlo a dieta y evitar que vuelva a recuperar el peso      perdido.

j/d hills perro y gato

Nutrición clínica: j/d de hill´s es una dieta completa específicamente formulada para ayudar en el manejo de esta enfermedad. Contiene altos niveles de ácidos grasos esenciales omega-3 (EPA y DHA), que ayudan a frenar la degeneración del cartílago articular y tienen un efecto antiinflamatorio ayudando a aliviar el dolor. Además contiene condroprotectores que mejoran la salud del cartílago de las articulaciones. Este alimento está probado clínicamente, y mejora la movilidad en tan solo 21 días en perros y en 28 días en gatos.

 

Antiinflamatorios: son fármacos que se emplean para reducir el dolor en los casos de molestias intensas.

 

Suplementos condroprotectores: productos como el Cosequin, contienen sustancias que mejoran la salud del cartílago.

 

Ejercicio: los perros con problemas articulares deben mantener una actividad continúa y moderada, ya que con el ejercicio se reduce el dolor y se mantiene la movilidad articular, además ayuda a mantener al animal en su peso ideal.

 

Quiropráctica: es una especialidad dentro de la medicina veterinaria y humana que mejora la salud en general y reduce el dolor, mediante ajustes de la columna vertebral y en el resto de articulaciones.

 

Acupuntura: con la acupuntura podemos reducir el dolor y con ello mejorar la movilidad y bienestar de la mascota.

 

Fisioterapia y rehabilitación: con ejercicios específicos conseguimos mejorar la movilidad y reducir el dolor. Los ejercicios dentro del agua (hidroterapia) son muy beneficiosos en animales con problemas articulares, ya que en el agua las articulaciones tienen que soportar menos peso y conseguimos trabajar la movilidad sin sobrecargar la articulación.

 

Este blog es informativo. En ningún momento sirve como diagnóstico de enfermedad ni como herramienta para medicación de animales que obvien la obligada intervención de un veterinario o un farmacéutico. 

Deja un comentario

* Campos Requeridos