Otitis. Causas, prevención y tratamiento

En el blog de hoy vamos a hablar de un problema bastante frecuente en nuestras mascotas, la otitis.

¿Qué es la Otitis?

La otitis es una inflamación de cualquiera de las partes que componen el oído y que, dependiendo de a qué zona afecte, distinguimos entre:

- Otitis externa: Cuando afecta al pabellón auricular y/o al conducto conducto auditivo externo

- Otitis media: Afecta al oído medio, zona de la bulla timpánica.

- Otitis interna: inflamación del oído interno donde se encuentran los nervios que transfieren los sonidos al cerebro y además contribuye al equilibrio.

Causas:

- Falta de limpieza: sí la suciedad se acumula provocará una irritación que desembocará en una otitis.

- Parásitos: Sobre todo ácaros.

- Cuerpos extraños: sí algún objeto, como puede ser una pequeña espiga, se introduce en el oído de nuestra mascota provocará una inflamación del mismo.

- Reacciones alérgicas: fundamentalmente las ambientales.

- Humedad y temperatura: hay que tener cuidado con la cantidad de veces que bañamos a nuestro animal ya que un exceso puede ser perjudicial.

- Agentes infecciosos: hongos, bacterias.

- Tumores.

Prevención:

Lo primero que debemos tener en cuenta es la limpieza, lo ideal es utilizar algún limpiador ótico 1 o 2 veces por semana, sobre todo en animales con las orejas caídas ya que son mas propensos a acumular la suciedad. Estos productos son muy sencillos de utilizar, se aplican directamente en el interior de la oreja, se hace un pequeño masaje y se pasa un algodón para retirar la suciedad, no debemos usar bastoncillos. Tener especial cuidado sí nuestro animal ya ha sufrido más otitis para evitar recaídas.

Si vemos que nuestra mascota sacude la cabeza o inclina hacía al lado la cabeza después de salir a la calle debemos mirarle los oídos por sí hubiera entrado algún tipo de objeto en su oído.

A la hora del baño hay que evitar, en la medida de lo posible, la entrada de agua en el oído para que no haya un exceso de humedad.

Debemos tener a nuestros animales correctamente desparasitados para evitar las picaduras de pulgas, garrapatas y otros parásitos.

Tratamiento:

Hay algunos síntomas que nos harán sospechar que nuestra mascota puede tener una otitis como son: sacudidas frecuentes de la cabeza, ladeo, aumento del cerumen, mal olor, disminución de la audición. Ante cualquier sospecha debemos acudir al veterinario y nunca aplicar productos por nuestra cuenta, aunque los tengamos en casa de otitis anteriores.

Dependiendo de la causa se aplicará un tratamiento u otro, en caso de cuerpo extraños lo primero es retirarle, para tratar la otitis normalmente se utilizarán antibióticos, antifúngicos o corticoides bien sistémicos o en forma de gotas para tratamiento local.

 

 

 

Deja un comentario

* Campos Requeridos