Pasos a seguir si quieres adoptar un perro

Lo primero que debemos tener en cuenta si nos estamos planteando adoptar un perro es saber de manera muy consciente cuáles son sus necesidades y sus cuidados.

perro en adopción

Una vez que lo tenemos claro tenemos que seguir haciéndonos preguntas como por ejemplo, cual es el presupuesto que podemos dedicarle a nuestra nueva mascota, teniendo en cuenta que a mayor tamaño mayor son los gastos que requiere como por ejemplo, comida, veterinario, desparasitación, complementos…etc.

Teniendo este otro factor en cuenta ya lo único que nos queda es buscar al compañero que mejor se adapte a nuestra forma de vida, por ejemplo si eres una persona muy activa físicamente y quieres que tu compañero te acompañe a todas tus salidas o entrenamientos como por ejemplo a correr o a la montaña, no podemos escoger un perro senior (mayor de 7años), con problemas de respiración o demasiado pequeño, deberemos coger un perro joven, con mucha energía y en buen estado de salud. Al contrario si lo que buscamos es un perro más tranquilo y queremos darle una vida más pausada quizás una buena opción sería el obtener un perro senior o adulto tranquilo.

Para obtener más información es importante que nos dejemos ayudar por los profesionales que trabajan en el centro y que sean ellos los que nos aconsejen cuales son los perros que se adaptan a vuestra forma de vida y necesidades.

Ya tenemos a nuestro compañero elegido, enhorabuena prepárate para una experiencia inolvidable, vas a tener un amigo incondicional que estará dispuesto a seguir tus pasos y caminar siempre a tu lado. Pero para eso tenemos que currárnoslo un poco, no te lo va a poner fácil. Estos son los siguientes pasos que debemos de seguir para su completa educación.

vínculo perro dueño
  1. Ya hemos elegido a nuestro amigo, es hora de crear un buen vínculo.

Mi primer consejo es que nunca os llevéis al animal el primer día que lo visitáis, necesita un tiempo de adaptación y conoceros. Por lo tanto una buena opción es que durante aproximadamente una semana os encarguéis de ir a visitarlo todos los días 1 o 2 veces (depende de la disponibilidad del centro) para que los dos os vayáis conociendo mejor, de esta forma cuando llegue el momento de ir por primera vez a casa no suponga algo traumático.

Una vez que hemos salido del centro, lo mejor es ir con él a dar una vuelta y que conozca su nueva zona en donde va a vivir. En las primeras salidas le llevaremos atado, ya que no sabemos como puede reaccionar con otros perros, gente, ruidos...etc. e intentaremos ir previstos de chucherías para perros para poder ir dándole durante los primeros paseos y así sociabilizarlo al entorno donde se encontrará y crear un buen vínculo con nuestro amigo. Después del paseo iremos a casa y le dejaremos que él sólo se acerque a todo y lo huela, sin decirle nada, hasta que conozca la casa y se relaje.

Entender que es un cambio muy grande para todos así que tener mucha paciencia, es normal que al principio tenga comportamientos distintos a los habituales y al contrario, que cuando pase un tiempo (entorno a las 2,3 semanas) cambie a su comportamiento habitual.

  1. Poneros en manos de profesionales.

Es imprescindible que cuando decidimos tener un perro (adoptado o no) y no tenemos los conocimientos, ni la experiencia necesaria para su educación, contemos con la ayuda de un educador canino que pueda ayudarnos a dar nuestros primeros pasos de manera correcta, antes de equivocarnos y crear un problema que puede marcar al animal de por vida.

Hay escuelas caninas muy asequibles y con gran experiencia como la nuestra ESCUELA DE FORMACIÓN PETULUKU, en las cuales vais a encontrar precios adaptados al cliente y a sus posibilidades en los que desde 30€ al mes puedes empezar la educación de tu nuevo compañero. Éste es uno de los puntos más importantes cuando decidimos tener un perro, pues puede marcar la diferencia entre una experiencia maravillosa y gratificante en la que puedes disfrutar con tu compañero, o no querer volver a tener otro perro.

Decidimos tener perro para disfrutar y que nos aporte en nuestra vida, nunca para amargarnos.

educador escuela de adiestramiento canino petuluku

  1. La educación empieza pero nunca termina.

El perro nunca termina de aprender, siempre va a querer retos nuevos, por eso es importante saber que un perro no es una máquina que la programas y ya está listo para el resto de su vida. Una vez que tenemos los conceptos de educación y que el perro ya es un animal educado, tenemos que seguir entrenando y recordándoselo casi a diario, porque igual de rápido que lo ha aprendido va a aprender a no hacer caso. Así que lo mejor es que todos los días le dediquemos un ratito a la educación y control del animal, y que lo hagamos con una sonrisa y disfrutando de ello que al fin y al cabo de eso se trata.

 

perro sociabilizado

  1. A disfrutar juntos.

Perfecto, ya tenemos un perro sociabilizado y educado integrado en la familia, ahora solo falta disfrutar y cuidarle como a cualquier otro miembro de la familia (pero sabiendo que es un perro y cuáles son sus necesidades, nunca humanizando).

Recordar que ahora tenéis que seguir con la rutina durante toda la vida de nuestro amigo, darle una buena alimentación de calidad alta, paseos, cuidados…etc.

curso obediencia canina petuluku

Este blog es informativo, en ningún momento sirve como diagnóstico de enfermedad ni como herramienta para medicación de animales que obvien la obligada intervención de un veterinario o un farmacéutico.
Deja un comentario

* Campos Requeridos