Perras gestantes: Necesidades nutricionales

La gestación en los perros dura una media de 63 días (58-72 días) y es de gran importancia cuidar la alimentación de la perra gestante durante este período, ya que sus necesidades nutricionales y capacidad de ingesta se van a modificar.

Durante la primera fase de la gestación, desde el apareamiento hasta el día 35, las necesidades nutricionales de la hembra van a ser las mismas que tenía cuando no estaba gestante. Los embriones no tienen un desarrollo muy significativo y no debemos modificar la dieta de la hembra.

Durante estas 5 primeras semanas, la hembra debe continuar comiendo su alimento habitual, siempre intentando que sea un pienso de alta calidad.

Nuestro objetivo en esta primera fase de la gestación es mantener a la hembra dentro de un peso adecuado, intentando que éste no exceda el 10% de su peso ideal. El sobrepeso puede ser perjudicial para la hembra en el momento del parto, ya que los depósitos de grasa pueden dificultar el esfuerzo muscular necesario para la expulsión de los cachorros y provocar complicaciones.

Una vez alcanza el día 35 de gestación, los embriones pasan a ser fetos teniendo un desarrollo más rápido e iniciándose la osificación del esqueleto a partir del día 40-42. Los fetos en este último tercio de gestación adquieren el 75% del peso que presentarán al nacer.

Por esta razón, a partir del día 42 de gestación (6 semanas) las necesidades nutricionales de la madre gestante cambian: necesita un mayor aporte de energía y calcio para el correcto desarrollo de los fetos.

Por otra parte, debido al aumento del tamaño del útero con los cachorros, la capacidad de ingestión de la madre se ve disminuida, por ello debemos aportarle una dieta con un alto contenido energético y repartirle su ración en 3 ó 4 tomas cuando la gestación ya es avanzada.

Así, a partir del día 42 de gestación la hembra debe alimentarse con un pienso específico para hembras gestantes/lactantes como por ejemplo Starter de Royal Canin o Inicial de Advance. En su defecto, podríamos alimentarla con un pienso para cachorros de raza pequeña o mediana (nunca de raza grande).

starter royal canin

Como cualquier cambio de alimentación, éste debe hacerse de forma gradual a lo largo de siete días para evitar trastornos digestivos. Por ello, debemos iniciar el cambio de alimentación el día 35 de gestación, para que el día 42 ya esté comiendo el pienso específico para hembras gestantes.

Tras el parto, la lactancia supone un esfuerzo considerable y prolongado para la madre, por lo que durante esta fase de lactación debemos continuar alimentando a la hembra con esta alimentación específica para hembras gestantes/lactantes.

Con esta misma dieta podemos destetar a los cachorros, humedeciendo los granitos de pienso con leche maternizada o agua templada para formar una papilla.

 Mother Dog & Initial Advance ¿Debemos aportar suplementos durante la gestación?

Durante la gestación no es necesario aportar suplementos vitamínicos o minerales si alimentamos a nuestra perrita con una dieta equilibrada y de alta calidad (pienso para hembras gestantes). En particular, los suplementos de calcio pueden ocasionar trastornos neurológicos graves. Sólo el veterinario podrá prescribir un suplemento para nuestra perra cuando lo considere necesario.

Este blog es informativo, en ningún momento sirve como diagnóstico de enfermedad ni como herramienta para medicación de animales que obvien la obligada intervención de un veterinario o un farmacéutico.
Deja un comentario

* Campos Requeridos