¿Por qué huele mal mi perro?

A veces nos hemos preguntado por qué, en ocasiones, huele mal  nuestro perro. A continuación veremos algunos de los posibles motivos del mal olor.

Dependiendo de la sensibilidad del dueño, en ocasiones hemos podido percibir olores que pueden ser desagradables o molestos a nuestro olfato. Debemos tener en cuenta que algunos perros y algunas razas en concreto huelen más que otras.

A grandes rasgos, podemos distinguir dos tipos de “mal olor”: aquellos que debidos a alguna causa patológica y algunos que en cambio son debido a alguna situación concreta, es decir, por causas fisiológicas. Si hay sospechas de que puede ser debido a algún problema relacionado con la salud, lo mejor es que acudas a tu veterinario.

Posibles causas

La seborrea se debe a una producción excesiva de sebo, que en contacto con el oxígeno del aire se enrancia, lo que produce un mal olor. Se puede localizar en la piel (dermatitis) o en el oído.

Otra posible causa es la dermatitis atópica, en la que la barrera dermatológica se rompe y puede dar lugar sobreinfecciones.

Las razas de perro con pliegues también pueden verse afectadas en este sentido. Hay que pensar que esa zona no tiene ventilación y en la que hay un ambiente húmedo. Ambos factores pueden provocar un olor desagradable que puede ser signo de sobreinfección.

Enfermedades bucodentales también puede ser una causa de mal olor. Una buena higiene bucal puede prevenir futuras enfermedades periodontales y halitosis debidas a la formación de placa en la boca de nuestros cánidos.

Las hembras en época de celo también pueden desprender un olor más fuerte.

Por supuesto no podemos olvidar que un perro sucio también puede oler mal. Los baños no tienen que ser necesariamente frecuentes, pero a veces pueden ser necesarios antes de lo previsto. Es importante el uso de champús adecuados para perros.

¿Por qué los perros mojados huelen más?

Cuando un perro se moja, como puede ser con la lluvia, muchas veces desprende un olor a “perro mojado” que puede llegar a ser desagradable.

En el pelo del perro de forma natural viven microrganismos, lo cuales producen metabolitos de naturaleza orgánica y volátil. Dentro de estos compuestos encontramos distintos tipos de olor, desde dulces o afrutados hasta medicinales o de descomposición. Por ejemplo, algunos de los compuestos más prevalentes son: benzaldehído (con olor que puede parecerse al de la almendra, fenol con olor más medicinal o 2-metilbutanol que tiene un olor más a descomposición, entre otros.

Al entrar en contacto con el agua, cuando ésta se evapora, estos compuestos van a desprenderse con mayor facilidad del pelo y hace que aumente el  olor a lo que conocemos como “perro mojado”.

Dermoscent Essential 6® spot-on

Se trata de una pipeta para el cuidado multifuncional de la piel de perros, gatos y pequeños mamíferos.

Proporciona una solución sencilla y eficaz para los desequilibrios cutáneos como seborrea, mal olor, piel seca, etc.

Esto se debe a su combinación de 10 aceites esenciales (clavo, alcanfor, gaulteria, romero, cúrcuma, orégano, lavanda, menta piperita, árbol del té y cedro), aceites de cáñamo y de nim ricos en ácidos grasos esenciales y vitamina E.

Todos estos aceites esenciales hacen posible su acción 6 en 1.

  • Restaura la hidratación cutánea reforzando la función de barrera de la piel
  • Mejora el brillo de pelo
  • Frena la caída del pelo (excepto en la época de muda) y sostiene el crecimiento de pelo nuevo
  • Disminuye la presencia de caspa
  • Desodoriza respetando el olfato del animal
  • Protege mediante el efecto antioxidante

Existen distintas presentaciones: para gatos, para perros de 0-10 kg (y pequeños mamíferos), perros de 10-20 kg y perros de 20-40 kg.

Su uso es sencillo. Debemos verter el contenido de la pipeta en la región interescapular del animal a tratar. No es necesario masajear ni frotar para que se absorba la pipeta.

Por norma general debemos aplicar 1 pipeta 1 vez a la semana aunque en desórdenes más severos puede ser necesario aplicarlo hasta 2 veces por semana. Se recomienda su uso durante 2 meses para obtener la máxima eficacia.

En épocas de lluvias, se recomienda utilizarlo 1 vez a la semana para asegurarnos que el animal huela bien incluso después de un chaparrón.

Se puede usar junto a otros productos dermatológicos. De la misma forma podemos seguir utilizando la pipeta antiparasitaria con normalidad. Se recomienda no lavar al animal durante los 2 días previos y siguientes a la aplicación.

Este blog es informativo, en ningún momento sirve como diagnóstico de enfermedad ni como herramienta para medicación de animales que obvien la obligada intervención de un veterinario o un farmacéutico.
Deja un comentario

* Campos Requeridos