¡Contacta con nosotros!
¡Llámanos al 91 498 40 41!

Enter your keyword

Serpiente como mascota

Serpiente como mascota

Serpiente como mascota

Aunque es cierto que los reptiles se tienen desde hace años como mascotas… ¿quién no ha tenido una tortuga de agua de pequeño?.. las serpientes siempre han tenido mala fama de ser animales propensos a morder.

La realidad es que una serpiente solo muerde como último recurso ya que  siempre intentará evitar el enfrentamiento escapando. Incluso las venenosas utilizan la mordedura como última opción: las víboras bufan, las cascabeles mueven el cascabel, las cobras abren el capuchón, etc.

Antes de nada…

Antes de tener una serpiente, independientemente de la especie, hay que tener claro que los reptiles son animales muy independientes.

Aunque las serpientes se pueden acostumbrar al manejo, dejándose coger y no haciendo el amago de morder, nunca llegan a reconocer a su dueño. Si quieres una mascota que te reconozca y se deje acariciar debes escoger otro animal como perro, un gato, una ninfa, un conejo, hurón, etc.

¿Dónde instalo el terrario?

Una vez tomada la decisión de tener una serpiente, lo primero que debes pensar es donde vas a instalar el terrario. Es importante adquirir uno de cristal con buenos cierres para evitar posibles fugas.

Debemos tener claro qué especie queremos adquirir antes de comprar el terrario, imaginemos que nos gustan las arborícolas en este caso debemos comprar una instalación vertical porque les gustará subir por las ramas.

Las serpientes se pueden esconder en cualquier sitio, pudiendo escapar de la casa, y por lo tanto, puede que nunca la encuentres. Evita la cocina (por los humos producidos al cocinar y la menor temperatura con respecto al resto de la casa) y las zonas de corrientes.

¿Qué necesito en mi terrario?

Las serpientes como todos los reptiles son animales de sangre fría.Esto significa que dependen de un sistema de calefacción para no enfriarse. Los más comúnmente usados en serpientes son:

  • Manta de calor: que se pega en la base del terrario por fuera del cristal.
  • Luz infrarroja: emite calor. Debe usarse sólo en los terrarios altos donde la serpiente no llegue a contactar con la bombilla.
  • Piedra calefactora: es una fuente extra de calefacción que podemos instalar dentro del terrario.

 

Lo siguiente que necesitas, es el tipo de sustrato. Depende del hábitat natural de la especie. El más frecuentemente usado en las especies comercializadas es la fibra de coco.

Una fuente de agua para que pueda beber siempre que lo desee.

Por último, un refugio donde pueda esconderse sobre todo después de comer para evitar que vomite la comida.

ALIMENTACIÓN DE UNA SERPIENTE

La mayoría de las especies comercializadas en el mercado se alimentan a base de pequeños roedores (ratas y ratones) y pollos. La frecuencia de alimentación depende de la edad del animal, siendo de una vez semanal las pequeñas a dos veces al mes las adultas.

Si  tenemos dificultades en acudir periódicamente a comprar presa viva, podemos comprar congelada que se almacena fácilmente en el congelador. Una vez descongelada y calentada en agua caliente podemos ofrecerla a nuestra serpiente.

A veces tenemos que mover la presa para estimularla a comerla. Hay que tener cuidado, pues en este momento la serpiente puede mordernos al confundirnos con la presa.
Te recomendamos utilizar unas pinzas especiales para su alimentación.

¿Pero cuál especie es la mejor para principiantes?

Las especies con las que os recomendamos empezar, son:

-Pitón real (Python regius):

también llama “pitón bola” pues si se siente amenazada se

encoge formando una bola. Esta especie no alcanza un gran tamaño (en torno a 120-150 cm). Actualmente es una de las más comercializadas al haberse conseguido una amplia variedad cromática por la cría en cautividad.

– Serpiente del maíz (Elaphe guttata):

una de las serpientes más comercializadas del mundo. De las especies más recomendadas para principiantes pues son muy tranquilas y fáciles de mantener.

–  Coral ratonera (Lampropeltis triangulum sinaloe):

pertenece al grupo de las llamadas falsas corales. Se diferencia de la coral en que no tiene banda amarilla (en la serpiente coral la banda amarilla y roja están juntas) y que la banda blanca y roja están separadas por la banda negra. Es más nerviosa que las 2 anteriores. Cuidado porque esta especie es muy escapista y hay que cerciorarse que cerramos bien el terrario cuando la dejamos.

Si tienes cualquier duda, en Petuluku contamos con profesional cualificado que estarán encantados de ayudarte.

                  ¡SÍGUENOS EN REDES SOCIALES!                        VISITA NUESTRAS TIENDAS

                                                            

Este blog es informativo. En ningún momento sirve como diagnóstico de enfermedad ni como herramienta para medicación de animales que obvien la obligada intervención de un veterinario o un farmacéutico.

No hay comentarios

Envia un comentario

Tu correo electrónico no se publicará

    ¡Cuéntanos qué necesitas!


    Sí, quiero recibir información y novedades